Ganancia de Calidad de Servicio

Back to Entradas

Ganancia de Calidad de Servicio

Colaboración de: Mailicec Sanchez Rondon

En el ajedrez cada pieza tiene su valor relativo o absoluto, así como su valor posicional. Esto es necesario saberlo para la ganancia de calidad o material en una partida de ajedrez, que no es más que una estrategia donde se cambian piezas buscando quedar con una pieza de mayor valor, una mejor posición o destruir una estructura del contrario.

Cada pieza tiene su fuerza en si misma, que es el valor relativo estrechamente relacionado con su alcance en el movimiento, resumido en el sistema de cuantificación que le otorga un número de valor a cada una de ellas, que va desde 1 a 9 puntos. Aunque aún se debate sobre este valor, muchos autores coinciden en tomar al  peón como unidad, por lo que el peón equivale a 1 punto, el caballo a 3, el alfil a 3,5, la torre 5, la dama 9 y el rey vale la partida.

La escala de valoración varía según el autor, grandes maestros y su fundamentación. Basados en que la dama domina 27 casillas desde el centro del tablero, la torre 14 desde cualquier casilla, ambas son denominadas piezas mayores. Las piezas menores como el alfil, que puede dominar 13 casillas de un mismo color, 32 de las 64 casillas del tablero, le da ligeramente una ventaja sobre el caballo, además que dos alfiles pueden dar jaque maté con mayor facilidad que dos caballos. El caballo puede dominar hasta 8 casillas de diferentes colores y puede saltar.

Estos valores relativos o absolutos son sostenidos como valoración matemática estándar para  calcular la pérdida o ganancia de material durante el juego en un primer instante, luego dependerá de la posición y lo que genere ese cambio o sacrificio. Hay ocasiones que sacrificar la calidad de una pieza mayor para destruir una estructura de peones del adversario, conquistar una casilla fuerte, ganar tiempo para el desarrollo, o mejorar estructura de peones, está altamente justificado.

Cuando se hace cambio de piezas de igual puntuación, la suma o cercanía al valor relativo, se le conoce como minicalidad. Como cuando se cambia un alfil por un caballo, o dos piezas menores por una torre. A medida que avanza la partida los peones suelen ser cambiados para eliminar soportes, estructuras, conquistar líneas o casillas.

Ahora bien, esta estrategia de ganancia de calidad se puede transferir a las organizaciones o empresas, lo que se conoce como Calidad de Servicio. Cuando se quiere garantizar la satisfacción del cliente, una de las estrategias recomendada es la ganancia de la calidad de servicio, que se resume en accesibilidad, rapidez, comunicación, competencia, cortesía, credibilidad, confiabilidad, seguridad, comprensión, empatía entre otros.

Para brindar calidad de servicio hay que reconocer que el cliente observa múltiples dimensiones y las valora por separado, las compara y le da su valor relativo y su valor posicional. Se tiene calidad de servicio cuando el cliente está satisfecho, una respuesta emocional a la evaluación que hace este, cuando compara lo que tuvo que ceder (tiempo y/o dinero…) con la recompensa obtenida (lo que realmente quería lograr).

Al comparar estas dimensiones con las piezas del ajedrez, la dama de la calidad de servicio es la eficacia (resultados deseados), la torre rapidez (el tiempo de respuesta), el alfil la accesibilidad (disponibilidad, proximidad, visibilidad), el caballo los procesos (sencillez, actitud, ética…) y los peones el ambiente o clima organizacional (presencia, personalidad, atención integral, coordinación …).

Si se conjugan correctamente todas las piezas, estratégicamente así como los indicadores de calidad, se logrará desarrollar una buena gestión de la calidad de servicio y las probabilidades de ganar un cliente satisfecho y a favor, que recomendará a la organización. La mejor publicidad es un cliente que habla bien de la organización con otros.

Descargar:

  1. Ganancia de Calidad de Servicio (PDF / 170KB)
  2. Ganancia de Calidad de Servicio (Audio / 3.4MB)

Comparte esta noticia

Back to Entradas